Normas

ISO 14001

La norma ISO 14001 proporciona a las organizaciones un marco con el que proteger el medio ambiente y responder a las condiciones ambientales cambiantes, siempre guardando el equilibrio con las necesidades socioeconómicas.

La aplicación de esta norma será diferente en cada organización, y que dependerá del contexto en el que se encuentre la empresa. Dos empresas pueden realizar actividades similares, pero pueden tener diferentes obligaciones de cumplimiento, compromisos con su política ambiental, tecnologías ambientales y metas de desempeño ambiental, pero esto no es una limitante para que se puedan cumplir los requisitos de dicha norma internacional. Entre las empresas que han desarrollado sistemas de gestión de este tipo tenemos a las empresas mineras, industriales, petroleras, eléctricas, pesqueras, agroindustriales, servicios, entre otras.

La norma ISO 14001 se ajusta a los requisitos de ISO para todas las normas de los Sistemas de Gestión. Los requisitos incluyen una estructura de alto nivel, la finalidad de esta estructura es que todas las normas tengan la misma terminología y definiciones y presenten 10 capítulos. Aparte de la estructura de alto nivel, en esta nueva versión se incluye un requisito de contexto de la organización, que permitirá mejorar la gestión de riesgos para promover la gestión ambiental, y un cambio hacia la mejora del desempeño ambiental en lugar de mejorar el sistema de gestión como tal.

Ventajas

Entre las múltiples ventajas que brinda la ISO 14001, se pueden enumerar las siguientes:

  • Mejora la performance de los procesos productivos, al optimizar el uso de materias primas, energía, agua, combustibles, etc.
  • Reducción de pérdidas de materias primas, productos y subproductos.
  • Mejora la imagen de la empresa ante la comunidad, sus clientes y el estado.
  • Disminuye la vulnerabilidad de la organización frente a regulaciones ambientales.
  • Incrementa la posibilidad de captar clientes sensibles al tema ambiental.
  • Disminución en los costos de las primas y los seguros.
  • Favorece el acceso a incentivos económicos.
  • Proporciona un buen respaldo en la obtención de créditos, financiamientos y ayudas públicas.
  • Facilita la obtención de permisos y autorizaciones.
  • Aseguramiento del control y cumplimiento del gran número de requisitos legales relacionados con temas ambientales.

ISO 9001:2015

La ISO 9001:2015 es aplicable a cualquier Organización, permitiendo que el cumplimiento de los requisitos pueda ser asegurado mediante la adopción de diferentes metodologías, prácticas y herramientas de gestión. La nueva versión  ISO 9001:2015 va un paso más allá enfocándose ahora en el desempeño organizacional, exigiendo a las Organizaciones que gestionen sus procesos para lograr los resultados deseados, que utilicen un “enfoque basado en el riesgo” en la determinación del grado de planificación y control necesarios, gestionando procesos y el sistema como un todo, utilizando el ciclo “Plan-Do-Check-Act”.

Antes de empezar la revisión de 2015 de la ISO 9001, la ISO llevó a cabo una revisión completa de los principios de gestión de la calidad en los que se basa la norma.

Los siete principios que aparecen recogidos y definidos en la norma ISO 9001:2015 son una adecuación de los ocho principios de gestión de la calidad introducidos por la norma ISO 9000:2000 – Sistemas de Gestión de la Calidad – Fundamentos y Vocabulario, y en la norma ISO 9004:2000 – Sistemas de Gestión de la Calidad – Directrices para la mejora del desempeño. Solo fueron necesarios pequeños ajustes para actualizar estos principios para la próxima generación de normas de gestión de la calidad. Uno de los cambios fue juntar a dos de los principios originales; “Enfoque basado en procesos” y “Enfoque de sistema para la gestión” en un nuevo y único principio.

Los siete principios de la gestión de la calidad no se constituyen como requisitos para el SGC: son los fundamentos que llevaran al desarrollo de los requisitos en la ISO 9001:2015. Así, son una buena ayuda en la interpretación de los requisitos y permiten pensar en la Organización de un modo más amplio que los requisitos de la ISO 9001.

Los principios de gestión de la calidad son el marco de referencia para que la dirección de cada organización guie a la misma, orientándola hacia la consecución de la mejora del desempeño de su actividad. De nada sirve que una organización implante un sistema de gestión de la calidad que cumpla con los requerimientos detallados en la norma ISO 9001, si no sigue los principios de gestión de la calidad.

La norma está basada en el Anexo SL de las Directivas ISO, una estructura de alto nivel (HLS) que normaliza títulos, subcláusulas, texto básico, términos y definiciones comunes básicos para mejorar la compatibilidad y armonización con otras normas ISO de sistemas de gestión. Esta estructura facilita el trabajo a las Organizaciones que eligen tener un sistema de gestión único (“integrado”) para atender las exigencias de varias normas, como la ISO 9001 (Calidad) la ISO 14001 (Ambiente), la ISO 27001 (Seguridad de la Información) y la futura ISO 45001 para los Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud (que vendrá sustituir la OHSAS 18001), entre otras.

Los principales cambios en la nueva versión de la norma ISO 9001: 2015 son:

  • La adopción de la HLS que figura en el anexo SL de las Directivas ISO Parte 1,
  • Un requisito explícito para el pensamiento basado en el riesgo para apoyar y mejorar la comprensión y aplicación del enfoque basado en procesos,
  • Menos requisitos prescritos,
  • Menor énfasis en los documentos,
  • Mejor aplicabilidad a los servicios,
  • El requerimiento para definir los límites del SGC,
  • Mayor hincapié en el contexto organizacional,
  • Aumento de los requisitos de liderazgo,
  • Mayor énfasis en el logro de los resultados deseados para mejorar la satisfacción del cliente.

 

Normas principales de la familia ISO 9000

La familia ISO 9000 está actualmente constituida por cuatro normas principales en conjunto con una cantidad de otras normas de apoyo, informes técnicos y documentos orientadores.

Las normas principales son:

ISO 9000:2015 Sistemas de gestión de calidad. Fundamentos y vocabulario

ISO 9001:2015 Sistemas de gestión de la calidad. Requisitos

ISO 9004:2009 Gestión para el éxito sostenido de una organización. Enfoque de gestión de la calidad

ISO/TS 9002:20161 Sistemas de gestión de calidad. Directrices para aplicar la ISO 9001:2015

Ventajas

En el apartado 0.1 de la ISO 9001:2015 se describen cuatro beneficios potenciales derivados de implantar un SGC basado en esta norma:

  • La capacidad para proporcionar regularmente productos y servicios que satisfagan los requisitos del cliente y los legales y reglamentarios aplicables;
  • Facilitar oportunidades de aumentar la satisfacción del cliente;
  • Abordar los riesgos y oportunidades asociadas con su contexto y objetivos;
  • La capacidad de demostrar la conformidad con requisitos del sistema de gestión de la calidad especificados.